Acción

El ANÁLISIS y el COMPROMISO deben ser acompañados de acciones y no-acciones concretas. Esta actuación ha de ir encaminada a reducir nuestras emisiones, nuestro consumo de agua y nuestra generación de basura; también a compensar estas emisiones con acciones que ayuden a secuestrar el carbono emitido; acciones encaminadas a mejorar nuestra adaptación a las nuevas condiciones climáticas y acciones que fomenten la educación y concienciación ante este problema global.

 

Acciones para reducir nuestra huella de carbono: 

  • Consumiendo responsablemente y no compulsivamente.
  • Usando y promoviendo las energías renovables.
  • Reduciendo la movilidad y usando el transporte público y la bicicleta.
  • No calentando ni enfriando los edificios más de lo imprescindible.
  • Aislando térmicamente las viviendas y centros de trabajo.
  • Usando papel y otros artículos reciclados.
  • Usando bombillas de bajo consumo.
  • Apagando el ordenador cuando no se usa.
  • Usando electrodomésticos de mayor eficiencia.
  • No dejando los aparatos en “stand by” por mucho tiempo.
  • Comiendo menos carne y más verduras.
  • Prefiriendo productos locales y ecológicos.
  • Mejorando la eficiencia de regadíos y canalizaciones, cerrando bien los grifos, reduciendo la capacidad de la cisterna, acortando el tiempo de ducha, cargando a tope la lavadora, colocando reductores de caudal.
  • Separando las basuras para que se reciclen.
  • Rechazando las bolsas de plástico y los envases más insostenibles.
  • Elaborando un protocolo interno de buenas prácticas.

 

Acciones para fijar carbono: 

  • Restaurando ecosistemas y plantando árboles autóctonos que en sus primeros 10 ó 20 años de vida absorberán unos 200 kg de CO2.
  • Promoviendo un manejo agrícola que, además de integrar árboles que favorezcan la biodiversidad y protejan al suelo de la erosión, haga de la agricultura una actividad que provoque la absorción de carbono en el suelo en lugar de emitirlo, aumentando también así su fertilidad a medio y largo plazo.
  • Recuperando de forma sostenible la utilización de la biomasa y la tradicional producción de compost, carbón vegetal y picón con residuos forestales y agrícolas con fines energéticos y de fertilización.

 

Acciones de adaptación: 

  • Construyendo aljibes allá donde pueda hacerse y optimizando el uso y la protección del agua.
  • Fomentando la creación de huertos ecológicos colectivos y otras iniciativas que incrementen las estructuras de cooperación y la soberanía alimentaria.
  • Cuidando y protegiendo los ecosistemas existentes ante el endurecimiento de las condiciones climáticas, como la reducción de la pluviometría y el aumento de la temperatura, y la mayor frecuencia y peligrosidad de los incendios.
  • Recuperando y salvaguardando las semillas de nuestros ecosistemas agrícolas y naturales.
  • Ayudando a adaptarse a las comunidades que menos recursos tienen, que además suelen ser las que más bruscamente sufrirán el cambio climático y las que menos lo han causado.

 

Acciones de educación y concienciación: 

  • Hablando con todos los sectores sociales, especialmente con niños y jóvenes en sus centros educativos y con trabajadores y trabajadoras en sus centros de trabajo.
  • Haciendo pública la reivindicación de acuerdos que protejan al clima.
  • Consiguiendo nuevas adhesiones a Verde por el Clima.